Desciende a la conciliación política electoral Ángel Aguirre Rivero en Guerrero.

Desciende a la conciliación política electoral Ángel Aguirre Rivero en Guerrero.

Apenas ayer viernes el ex gobernador Ángel Aguirre Rivero advertía a los dirigentes perredistas de Guerrero que perderán las elecciones constitucionales locales del 2021 si el PRD va sólo, y únicamente podrían ganar si se alían con el PRI, que es su propuesta desde hace un año.
Así lo publicó textualmente en su feis ayer “Acudir solos a la elección del 2021 como #PRD es una postura digna y admirable, pero nuestras posibilidades de triunfar serán casi nulas. Circulan varias encuestas donde se muestra que, en Guerrero, con la suma de las preferencias del #PRI y el PRD, Morena perdería”.
Hasta advirtió “Izquierda Progresista de Guerrero actuará como más convenga a nuestra organización y a nuestro Estado de Guerrero”, entendido esto como la alianza con el PRI, partido donde nació políticamente el ometepequense.
Fue su reacción al rechazo público del Comité Ejecutivo Estatal del PRD a esa alianza con el PRI en Guerrero. Lo escribió #ÁngelAguirre antes de saber que en las elecciones locales las dirigencias estatales decidirán las alianzas, por acuerdo del Comité Ejecutivo Nacional perredista.
Hoy que ya lo sabe, se muestra conciliador en su publicación de este sábado, “El Comité Ejecutivo Nacional del Partido de la Revolución Democrática ya tiene un acuerdo mediante el cual, serán las dirigencias estatales las que determinen las alianzas con otros partidos cuando se trate de procesos electorales de carácter local, me informó #HéctorBautista, dirigente nacional de #ADN. Gran noticia que se traduce en respeto a las aspiraciones del perredismo de cada región o estado.
“Ahora debemos ponernos de acuerdo y tomar la mejor decisión, escuchando a la militancia, a los ciudadanos, pero sobre todo, construir una propuesta de izquierda”.
“Las alianzas pragmáticas son riesgosas, es mejor buscar la coincidencia en torno a un proyecto, sin fobias, sin actitudes irreconciliables, para abrir paso a una gran alianza”.
Ahí termina su publicación de hoy sábado. Ya no insiste en la alianza con el PRI, aunque retoma lo de “construir una propuesta de izquierda”.
Una propuesta de izquierda en la que no cabría el PRI, que ha sido el rival histórico de la izquierda política ideológica en Guerrero, y al mismo tiempo deberá ser una propuesta de izquierda no sólo mejor que la representada por #Morena, sino más viable y más convincente.
O sea que el PRD tiene por delante un reto por demás difícil en Guerrero, en el que Ángel Aguirre Rivero también deberá definir si se pliega a lo que resuelva el partido del Sol Azteca o retorna a su cuna priísta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: