Cuidado con los símbolos satánicos.

Cuidado con los símbolos satánicos.

El Satanismo LaVeyano o laveyanismo es una filosofía de vida fundado en 1966 por el autor ocultista estadounidense Anton Szandor LaVey.
A grandes rasgos (y a modo introductorio), su filosofía básica está cimentada en el individualismo y el Materialismo, promoviendo así una búsqueda epicúrea de la indulgencia carnal. Su código ético está basado en la ley del talión. El Satanismo LaVeyano está a favor del darwinismo social y tiene una cosmovisión naturalista, considerando al ser humano como un animal (más desarrollado que los otros), pero que al fin del cabo existe en un universo amoral caracterizado por la competencia permanente por la supervivencia y el bienestar.

Satanismo Laveyano

La cosmovisión anteriormente descrita se desprende del hecho de que el Satanismo LaVeyano es intrínsecamente hedonista; por ende es una religión Ateísta y rechaza la creencia en seres sobrenaturales y divinidades, la doctrina del dualismo del cuerpo y el alma y la vida después de la muerte.
Es evidente que el diablo también es tomado como un símbolo de desafío y resistencia en contra de las religiones abrahámicas, que fueron criticadas por LaVey debido a que suprimen los instintos naturales del hombre, así como su búsqueda por el conocimiento. Satán fue usado como una referencia para la personificación de su doctrina, de aquí es de donde proviene Baphomet.
Las prácticas y doctrinas de esta religión están plasmadas en uno de sus libros, la Biblia satánica. Posteriormente, otros textos serían considerados como seminales (nunca sagrados) dentro del movimiento. El Satanismo LaVeyano debe ser entendido como una doctrina y forma de vida y no debe ser confundida con la Iglesia de Satán. Esta última, si bien fue fundada por LaVey y es considerada en la actualidad como la organización central de esta religión, es una de las tantas alternativas organizacionales que en la actualidad orbitan alrededor de este sistema de creencias.
La Iglesia de Satanás, que durante 4 años fue la única institución religiosa basada en el Satanismo LaVeyano, fue fundada por el mismo LaVey en la Noche de Walpurgis de 1966; en la Casa Negra en San Francisco (California). LaVey proclamó dicho año como el “Anno Satanas”: el primer año de la Era de Satanás. La iglesia fue creciendo bajo la dirección de LaVey y las doctrinas del Satanismo LaVeyano se esparcieron a lo largo del país. Así nacieron los grottos: asociaciones clandestinas conformadas por satanistas próximos los unos a los otros que se reunían con cierta frecuencia a realizar actividades rituales y sociales. Con el pasar del tiempo, varios grottos se escondieron de la Iglesia de Satanás para convertirse en organizaciones satanistas independientes, aunque basadas en la religión de LaVey. En 1975, LaVey abolió el sistema de grottos, pero esto no impidió que algunos miembros de la Iglesia decidieran separarse para fundar sus propias organizaciones satánicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: