Pablo Sandoval; mal, buscar candidatura con trampa.

Pablo Sandoval; mal, buscar candidatura con trampa.

Por Jorge Romero Rendón.

Si una cosa vale la pena destacar de la importancia de contar con un órgano autónomo, ciudadanizado e imparcial como el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Guerrero (IEPC), es que sus integrantes se apegan a la ley vigente para garantizar que haya equidad en los procesos electorales, y evitar que este principio se viole por cualquiera de los participantes, trátese de quien se trate.
Esto es evidente en el caso del aspirante a la candidatura de Morena a gobernador, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, quien está gastando millones de pesos –dinero cuyo origen no ha aclarado- en su promoción personal, tanto en medios de comunicación como en redes sociales, y especialmente en la contratación de letreros espectaculares en varios municipios del estado, para salir del sótano de las encuestas y posicionarse mejor en la competencia interna de su partido, que tomará como referencia el puntaje obtenido en esos sondeos… aunque sólo el dedo del presidente Andrés López Obrador tendrá la última palabra.
Esa estrategia de Sandoval viola la Ley Electoral vigente, que prohíbe expresamente los “actos anticipados de precampaña y/o campaña electoral y posicionamiento de imagen”, como evidentemente se hace en el caso de los anuncios espectaculares, en que el nombre y la imagen del exdelegado federal sobresalen de forma desmesurada. Y por eso fue denunciado por el también militante de Morena, Sergio Montes Carrillo ante la Comisión de Quejas y Denuncias del IEPC, instancia en la que se abrió el expediente IEPC/CCE/PES/004/2020 para indagar y tomar las medidas necesarias que corrijan la irregularidad. Pues esos casos sólo se atienden por denuncias ciudadanas, no de oficio…
Desacato y desprecio por la ley…
De ahí fue que los consejeros responsables de esa Comisión, Vicenta Molina, Amadeo Guerrero, Daniel Preciado y Edmar León investigaron la denuncia, y al encontrar elementos suficientes, dictaron medidas cautelares, mediante el acuerdo 007/CQD/22-10 del pasado 22 de octubre, requiriendo tanto a Pablo Sandoval como a la revista 99 Grados que retiraran la propaganda colocada en los espectaculares en un plazo de 24 horas.
Al término del plazo, los consejeros verificaron que no se cumplió con ese requerimiento, lo que dará lugar a la imposición de una multa de alrededor de 300 mil pesos para Sandoval y otra para el dueño de la revista. Sin embargo, como el IEPC no tiene facultades sancionadoras, será el Tribunal Estatal Electoral (TEE) la instancia que resuelva sobre las irregularidades en que han incurrido el aspirante y la empresa “Pretextos Comunicación, Sociedad Anónima de Capital Variable”, editora de la revista 99 Grados, de acuerdo con el expediente TEE/PES/004/2020.
De última hora, la Comisión acordó darle 12 horas más a Sandoval y al editor de la revista, quienes comunicaron que habían hecho una eliminación parcial de la propaganda, para completar el retiro de todos los espectaculares. Lo que no debería ser tan complicado, pues los anuncios los administran empresas privadas que sólo deben enviar a sus empleados a retirar el material en pocas horas. Tan rápido como lo colocaron.
Hay que anotar que en su defensa, Pablo Sandoval argumentó que él no es responsable de los espectaculares, y que es parte de la política editorial de la revista 99 Grados promocionar las portadas de su publicación en espectaculares.
Lo que resulta falso, debido a que el órgano electoral analizó el mensaje, constatando que no se corresponde con el formato ni con el contenido de dicha portada, pues omite los otros temas anunciados como parte del contenido, y tanto la fotografía del exdelegado federal como la tipografía de su nombre –como el mensaje central- aparecen en tamaños netamente propagandísticos y en una composición que no se corresponde con la portada original.
En todo el proceso de atención a la denuncia de Montes, el IEPC ha cumplido cabalmente con su papelen cumplimiento de la ley. Lo que genera certeza y confianza en que la labor de consejeros y funcionarios electorales garantiza imparcialidad y autonomía de criterio.
Por otra parte, un posible trato suave del TEE a Sandoval llevará a que no se le sancione –pues podría quedar incluso inhabilitado como candidato si se aplicara la ley en serio-, y este podrá seguir ganando tiempo con sus espectaculares, sin perder su lugar entre los aspirantes a la candidatura de Morena a gobernador.
Lo malo es que con esas argucias don Pablito está sentando un mal precedente, pues aspirando a la primera magistratura del estado, comienza haciendo trampa y violando el ordenamiento electoral innecesariamente, poniendo en evidencia su desprecio a la ley y a las instituciones públicas a cuyas reglas debe apegarse para acceder al poder.
Y entra en contradicciones, pues mientras paga y difunde encuestas en las que presuntamente va en primer lugar entre los preferidos de su partido y del electorado, recurre a la más sobada de las trampas difundiendo portaditas para que la gente se grabe un nombre que desconoce porque carece de base social propia.
Pero lo más curioso es que si se supone que es el consentido del presidente Obrador, y que este ya le dio luz verde para ser candidato como presume, entonces ¿para qué tirar el dinero y jugar sucio? ¿Será que en verdad ni es líder de las encuestas, ni tiene segura la candidatura; que el presidente no lo ve con tan buenos ojos, y que ni la militancia de Morena lo quiere…?
Correo electrónico: rendon59@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: