Desechan órdenes de aprehensión contra Mario Marín y Kamel Nacif.

Desechan órdenes de aprehensión contra Mario Marín y Kamel Nacif.

Por Fernando Carrasco.

Gracias a un amparo, Mario Marín y Kamel Nacif no tienen en este momento una orden de aprehensión en su contra
Gracias a un amparo, Mario Marín y Kamel Nacif no tienen en este momento una orden de aprehensión en su contra
Mario Marín y Kamel Nacif tenían órdenes de aprehensión en su contra, pero estas han sido desestimadas, pues se les ha concedido un amparo que de momento, deja sin efecto las denuncias en su contra.
Fue hace unas semanas que el Tercer Tribunal Colegiado de Cancún, a cargo de la magistrada Selene Haydee Avante Juárez, aprobó un amparo que obliga a la magistrada María Elena Suárez Préstamo a revisar su decisión de encarcelar a los autores intelectuales de la detención de la periodista Lydia Cacho Ribeiro en 2005.
Luego de esta decisión la magistrada Suárez Préstamo debe volver a revisar el caso para decidir si gira de nuevo las órdenes de aprehensión o no. Esto deberá decidirse durante los primeros días de diciembre.
Al parecer esta decisión se debe a fuertes presiones que hay en los tribunales federales de Quintana Roo para beneficiar tanto a Mario Marín, a Kamel Nacif y a Adolfo Karam Beltrán.
Para especialistas en temas de defensa de derechos humanos y libertad de expresión, como Leopoldo Maldonado, de Artículo 19, y que lleva la defensa de Lydia Cacho, las decisiones tomadas en el Poder Judicial Federal ubicado en Quintana Roo, son, por decir lo menos, “extrañas”.

Congelan cuentas a Mario Marín y Kamel Nacif, implicados en caso Lydia Cacho

Se espera que la magistrada analice de nuevo el caso y pueda girar de nueva cuenta las órdenes de aprehensión, aunque ya se encuentra limitada por las recomendaciones que le ha hecho el Tercer Tribunal Colegiado.
Por ahora, ni Mario Marín, tampoco Kamel Nacif ni Adolfo Karam Beltrán tienen una orden de aprehensión por el caso de Lydia Cacho. Además recordemos que sus cuentas ya han sido descongeladas. Y además, dado que cuentan con amparo, tampoco les busca por el momento la Interpol.

Con información de Lado B.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: